domingo, 3 de junio de 2018

Rototom Sunsplash: el festival ‘macro’ que piensa en formato ‘mini’

La cita reggae de Benicàssim se pone a la altura del público menudo y forja su perfil como festival inclusivo para disfrutar, y experimentar, en familia

El abanico de actividades culturales, las comodidades del recinto y la acampada y el certificado que lo avala como festival familiar lo consolidan como destino vacacional


Respirar cultura, empaparse de aprendizaje y compromiso social, sumergirse en un mar de valores y experiencias combinadas con momentos de relax. Tumbarse al sol junto al Mediterráneo. Reír. Soñar. Divertirse. Correr. Jugar. Saltar. Conectar. Y hacerlo, todo ello, en familia. Son sólo algunas de las opciones que el Rototom Sunsplash de Benicàssim acerca a quienes tienen en su horizonte más cercano planificar unas vacaciones familiares diferentes.

Del 16 al 22 de agosto, el festival internacional reggae se pone a la altura del público menudo y adapta su estructura macro al formato mini que demanda éste. Más de 13.000 niños y niñas menores de 13 años se sumaron el año pasado a la experiencia Rototom atraídos por la variada oferta de actividades pensada para ellos, y ellas. Y arropados también por una estructura y una gama de servicios que garantizan una estancia cómoda y agradable. De esas que quedan para siempre en el mejor de los recuerdos ya de vuelta a casa.

El aval lo ratifica haber sido certificado en 2017 como primer festival familiar de la Comunidad Valenciana por la marca Tour and Kids, el único club de producto de turismo familiar en esta autonomía y respaldado por la Agencia Valenciana de Turismo. Su inclusión en esta marca asegura unos criterios de calidad a la hora de hacer turismo –festivalero en este caso- en familia.

“Trabajamos en un recinto con límite de aforo para el estilo de festival que buscamos. Apostamos por un evento de calidad donde cada asistente tenga su espacio vital. Queremos garantizar una estancia cómoda para todos los grupos de edad que nos visitan”, explica el director del Sunsplash, Filippo Giunta.

Trece áreas extramusicales arman la baza cultural para este 25 aniversario y afianzan ese festival diurno perfecto para descubrir en familia. Varias de ellas se constituyen como territorio abierto al público infantil y sus acompañantes.


En uno de los rincones más refrescantes del recinto de conciertos, bajo un denso pinar, se levanta Magicomundo. Aquí el juego libre y espontáneo es el vehículo para transitar por los territorios que enriquecen el área, fomentando la creatividad y la imaginación. Se pueden construir manualidades con materiales reciclados, experimentar con juegos de agua, leer o levantar un castillo de arena. Además, de la mano de Family Tree Kids –tienda especializada en juegos de madera ecológicos- y la firma alicantina de juguetes tradicionales Cayro, Magicomundo contará con un espacio para pequeños de 0 a 3 años con experiencias sensoriales, materiales naturales y estructuras para desarrollar su motricidad. También Cayro desplegará sus juegos de mesa para el público más adolescente. Mientras, dentro del equipo de educadores de Magicomundo estará el personal de Komba Educación: una apuesta por el bilingüismo –español, inglés- para facilitar el intercambio cultural.

Todavía en Magicomundo, cada día, a primera hora de la tarde, habrá actividades para vivir en equipo: desde bailes en familia a cuentacuentos con conciencia. Y para las madres y padres, se han programados talleres y charlas para acercar otras miradas sobre la crianza e intercambiar inquietudes con el apoyo de diferentes colectivos, como Imagine Elephants. Esta entidad participará en una de las ponencias del Foro Social: Jugar, educar para la vida, junto a Miguel Castro, de Diraya Expresión, referente en educación creadora.

Rototom Circus es otra de las paradas de obligada visita para el público familiar. Talleres con la madrileña Escuela de Circo Diverso y la Asociación Valenciana de Circo, las tradicionales olimpiadas de circo y hasta cuatro shows, con Check Point Clown, de Pallasos en Rebeldia, liderando el cartel. La compañía gallega es responsable de Festiclown, que ha trasladado el ambiente circense a lugares como Palestina o los campamentos de refugiados saharauis, donde hace falta sacar sonrisas. Junto a ella saldrán a escena también Banton El Viajero, Circo Circulum y la Asociación Valenciana de Circo.

El guiño al público familiar se extenderá también este año al African Village de la mano de Fekat Circus, la compañía etíope que abrirá el escenario del área con su espectáculo Move in. El rincón más africano del recinto desplegará además un buen número de actividades inclusivas, abiertas a todo tipo de públicos, al igual que la agenda de Pachamama, del Mercado ArteSano o la del área más playera del festival: el Solé Reggae Rototom Beach, a los pies del Gurugú castellonense. Por último, el desfile de despedida vibrará este año de forma especial por el 25 aniversario. “Será mucho más visible, ganará en protagonismo y en participación y reserva unas cuantas sorpresas ante el Main Stage”, señalan desde la organización.

Junto a la oferta lúdica destacan las comodidades del recinto, con menús adaptados a los paladares de los más pequeños en la zona de restauración y varios puntos de suministro de agua para combatir el calor estival y blindar la hidratación. Pluses que abarcan a la zona de descanso del festival: la acampada, con parcelas para familias con hijos en el área más sombreada del camping, valladas y con acceso a servicios como el parque infantil y los baños reservados a niños.

VÍDEO DE ACTIVIDADES PARA PÚBLICO INFANTIL Y FAMILIAR

No hay comentarios:

Publicar un comentario