domingo, 27 de julio de 2014

Íboga Summer Festival cierra sus puertas con más de 18.000 visitantes


Excelente respuesta del público 
Íboga Summer Festival cierra sus puertas con más de 18.000 visitantes
La segunda edición del Íboga Summer Festival, celebrado en Cullera (Valencia) desde el pasado jueves, ha cerrado sus puertas este domingo con alrededor de 18.000 visitantes que han abarrotado los más de 20 conciertos de ritmos balkan, ska y swing. El concierto del violinista Ara Malikian, que debía cerrar el festival esta mañana, ha sido cancelado por problemas técnicos en el segundo escenario junto a la playa.

El público ha destacado la calidad musical de la segunda edición del Íboga Summer Festival. “Los asistentes pudieron disfrutar de figuras como Goran Bregovic, The Skatalites, Molotov Jukebox, The Toasters o Alice Francis, una de las grandes actuaciones de la noche del sábado”, tal y como ha destacado el director del festival Ángel Crespo.

La organización del festival ha agradecido la “alucinante” respuesta del público, que ha sobrepasado todas las previsiones de asistencia. Los más de 6.000 visitantes diarios y el cartel de ‘sold out’ en la zona de acampada han abarrotado el recinto. Los organizadores han asegurado que en la próxima edición se invertirá en ampliar y mejorar los espacios del festival.

Los asistentes han destacado la ubicación a pie de playa del recinto, el ambiente y la elección de un cartel muy bailable. “Apostamos por grupos capaces de tener al público bailando hasta el amanecer y la respuesta de la gente ha sido genial”, ha asegurado el director del festival.

UN SÁBADO INOLVIDABLE

La noche del sábado vivió uno de los momentos más bailables del festival con la actuación de Alice Francis. El trío británico inundó el escenario de ritmos de jazz de los años 20, mezclados con una electrónica que conectó desde el primer momento con el público.

La tarde del sábado sirvió para descubrir al dúo Heymoonshaker y los ritmos guturales de su música. Le siguió The Toasters, la banda neoyorquina liderada por ‘Bucket’ Hingley, que rescató sonidos míticos de sus más de 30 años de carrera. Los sets de Caravan Palace y Shazalakazoo elevaron el tono hasta los ritmos electrónicos y, junto a los conciertos de Kumpania Algazarra y Bohemian Betyars, hicieron de la última noche del festival un momento único.

No hay comentarios:

Publicar un comentario